google-site-verification: googled0ea17a6ededd64f.html Por siempre feliz: Oraciones dadas por Jesús y María del cielo 1

domingo, 14 de agosto de 2016

Oraciones dadas por Jesús y María del cielo 1

Puedo ser ¿Feliz? Compruébalo tú mismo

Querido público, no desesperen, es de suma importancia evocarnos primero a las Oraciones dadas por Jesús y María del cielo
Porque son vitales según indican en sus mensajes, para la salvación de las almas.

Mientras en su diario rezar, las lleven a la práctica, verán, como ellos mismos nos han dicho, cada vez más su mente, espíritu, alma y corazón, se abrirán a los dones y misterios que encierran cada una de ellas, logrando comprender si las rezan con fe, y entrega, el amor infinito y cuidado que nos tienen y desean en nuestra evolución, en el mañana venidero y presente, de los tiempos finales. 


Aclaro:
¿Cuántas veces erróneamente el ser humano ha querido decir que el fin del mundo se acerca?
Tantas que, ya materialmente no se cree en la verdad, sin embargo con pruebas, religiosas, tecnológicas, científicas, les mostrare la veracidad de la realidad, es aceptarlo y creer porque es la primera vez que se habla
¡Ya, de la segunda venida de Jesús!
Y, para los que saben desde su primera venida, hablaba de la segunda que es la que ahora es.

Las Oraciones dadas por Jesús y María del cielo

No son creadas por el humano, son las mismas que en sus mensajes comparten, por ello, no desesperen que son hermosas y llenas de amor y entrega para ¡Todos!
Recuerden que no hablaré ¡Nunca! Del tipo de religión que practiquen, solo informo sobre lo que en el mundo entero es cierto: 
La existencia de “Nuestros Padres Celestiales”
Dios Padre, Dios Hijo, Dios Espíritu Santo, María, Madre de Jesús y madre nuestra.

Quieren aclaraciones de
¿Por qué es considerada a la Virgen María, como Madre de Jesús y Madre Nuestra?

Deben leer la biblia todo aquel que dude, además, considerar que algunas religiones como las indicadas, fueron creadas por los hombres y 
¡No por Dios! 
Evangelistas, mormones, testigos de Jehová, cristianos etc.
Porque de antemano no aceptan la existencia de la “Virgen María”
En cuanto a cristianos, no se peleen, hablo de algunas creencias, dado que hay muchos tipos de ramas en el cristianismo.
También después de las indicaciones de

¿Cómo rezar las oraciones y en qué orden?
Pasaremos al tema que más importa:

Aclaraciones directas de todo lo aquí escrito, desarrollado para ustedes deseando un verdadero entendimiento evolutivo de luz, amor y entrega hacia la fuerza más grande y creadora del todo. Entonces pongo aquí las
Oraciones dadas por Jesús y María del cielo
Son las últimas (A menos que ellos en sus mensajes, indique otros menesteres de nuestra parte)
Pongo oraciones iniciales que son importantes y no están aún descritas anteriormente. Las que no hayan sido mencionadas como

“La Santa Cruz de Jerusalén” Es deseo propio o no el rezarla.

Oración Magnificat
Glorifica mi alma al señor y mi espíritu se llena de gozo
al contemplar la bondad de Dios mi salvador
porque ha puesto la mirada en esta humilde sierva suya
y ved aquí el motivo
porque me tendrán por dichosa todas las generaciones



pues hizo en mi favor cosas grandes y maravillosas
Él, que es todopoderoso y su nombre infinitamente santo
cuya misericordia se extiende de generación en generación
a todos cuantos le temen
Extendió el brazo de su poder
disipo el orgullo de los soberbios transformando sus designios
desposeyó a los poderosos y elevo a los humildes
a los necesitados los lleno de bienes
y a los ricos los dejo sin cosa alguna
Exalto a Israel su siervo, acordándose de el
por su gran misericordia y bondad,
así como lo había prometido a nuestros padres,
a Abraham y a toda su descendencia por los siglos de los siglos

Amén

Santa Cruz De Jerusalén
¡Oh Santa Cruz!
Madero hermoso donde moriste Jesús para darme eterna luz y librarme del contrario, ante ti, me postro, e imploro, a ti Jesús por los aquellos
padecimientos que, sobre ti, recibiste en tu santísima pasión Concédeme los bienes espirituales y de mi alma que convengan.
¡Elevada ante el mundo!
Eres faro luminoso que congregas a tu alrededor la fe, para cantar de gloria 
¡Cristo Rey!



A ti, dios hombre, dueño de todo lo creado, permitiste crucifixión para mí redención humana y del mundo, siendo el mismo dios eterno
¡Bendito seas!
Fuiste entre paganos, baldón (Insultos de los pobladores) y afrenta, hoy, emblema de fe y esperanza para perdonarnos por tu humilde sacrificio.
¡Jesús! Ayúdame a servirte y seguirte por toda la eternidad.
¡Santa Cruz De Ti Jesús! Expiraste para darnos luz, Te doy mi todo
¡Oh preciosa y Santa Cruz!
Marca en mí, el camino a seguir, abrazar tu cruz, Siempre y vencer,
Hoy, a tus pies estoy divino Jesús haz que en mi alma exista sabiduría para cargar mi propia cruz, baja a mí y defiéndeme de todo mal y tentación visible o invisible.

¡Oh Jesús!
Que en la cruz diste tu vida, redime mis pecados
¡Oh Santa Cruz de Jesús!
Se mi luz, mi esperanza y aleja de mí, todo atentado que pudiese estar en mi contra y de cualquier arma.

¡Oh Santa Cruz!
Jesús Ubica mi alma para hacer el bien, alejarme de todo mal, tentación y temor.
Haz, que espíritu maligno, visible o invisible
¡Huya de mí por todos los siglos!
En honor de tu preciosa sangre, Jesús y tu penosa muerte por mis y
nuestras culpas, en honor de tu resurrección y encarnación divina,
condúceme hacia la vida eterna.
Jesús que naciste y fuiste crucificado un viernes santo, que, con José y
Nicodemo te quitaron de la cruz, subiste al cielo, libérame de ataques
enemigos visibles e invisibles por todos los siglos.
Dios Jesús todopoderoso, entrego mi alma en tus divinas manos, al igual que a María, San José, Ana y Joaquín, Concédeme Jesús
¡Valor y fuerza!
Para soportar mi propia cruz, a imagen y semejanza tuya, enséñame a
llevar con amor y paciencia, sufrimientos para que conviertan mi alma en sabiduría, fe y virtud. Que tu omnipotencia, encamine la sabiduría en mí, de ti, con la del espíritu santo.
Ayúdame a recibirme, cuando sea tu voluntad, en el desprendimiento de mi cuerpo de mi alma en la voluntad que decidas con todo mi amor y
humildad, para que tu Jesús y María me conduzcan a la vida eterna Amén

Las Oraciones que continúan son importantes: